Sin Embargo: La Literatura Cubana Y Su Critica En la Epoca De la Globalizacion

Article excerpt

--A Desiderio Navarro

El juego de palabras senalado por el titulo del presente articulo nos remite a la paradojica situacion de la literatura cubana que, escrita en la isla "bajo embargo," ha logrado, sin embargo, una proyeccion internacional, desafiando tanto el bloqueo como "el peso de la isla rodeada por la maldita circunstancia del agua por todas partes." (2) Debido a su relativo aislamiento politico y economico, Cuba no ha sido arrasada por los flujos transnacionales de los anos recientes y, en consecuencia, ha resistido la homogeneizacion cultural que es uno de los sintomas de la globalizacion. No obstante, en lo que va de los veinte anos de la llamada etapa "post-sovietica," hemos presenciado un gran auge en la difusion mundial de la cultura cubana producida en la isla: desde la pelicula Fresa y chocolate y el fenomeno "Buena Vista Social Club," hasta la diseminacion internacional de los libros de un punado de escritores aun, o hasta hace poco, residentes en Cuba (Pedro Juan Gutierrez, Leonardo Padura, Antonio Jose Ponte, Jose Manuel Prieto, Wendy Guerra, Rene Vazquez Diaz). Y si bien es cierto que un escritor como Vazquez Diaz -- nacido en Caibarien en la provincia de Villa Clara, educado en Polonia, quien hoy escribe desde Suecia y gana premios literarios en Francia y Espana -- puede parecer mas un ciudadano del mundo que un cubano, la problematica de sus obras sigue siendo "cubanocentrica," a contrapelo de la desterritorializacion y los anuncios sobre el "fin de la geografia" (O'Brian; Virilio). Por otro lado, la narrativa de Jose Manuel Prieto ofrece un ejemplo, hasta ahora mas bien excepcional, de "descubanizacion" tematica.

Mientras que la omnipresencia de la cultura cubana mas alla de la isla pone de relieve su dispersion, dentro de Cuba el creciente cuestionamiento del "habanocentrismo" cultural -- coadyuvado por la eclosion de revistas y editoriales regionales -- parece reforzar mas aun la incomunicacion entre los diversos archipielagos de la cubanidad. (3) Ante esta proliferacion de identidades, Ariana Hernandez-Reguant opta por el rotulo "multicubanidad" (72-73), Vazquez Diaz habla de "la Cuba disgregada," mientras que Rafael Rojas nota que la fragmentacion geografica producto de varias oleadas migratorias -- "impide la comunicacion diafana entre esos pequenos lugares que conforman el vasto territorio de la literatura cubana" (" Que es la literatura cubana?").

Todo eso no quiere decir que la prolija produccion literaria que en las ultimas dos decadas ha surgido desde los rincones mas insospechados del archipielago cubano no haya sido acompanada de un acopio critico igualmente impresionante, al menos en terminos cuantitativos. No es dificil perder la brujula en esta bibliografia secundaria que, en su mayor parte, aun sigue dispersa en revistas, antologias, suplementos literarios, tesis doctorales e incontables blogs. Contamos tambien con un punado de monografias y colecciones de ensayos que superan la critica "urgente" escrita sobre la marcha y acometen la ambiciosa tarea de sistematizacion de la produccion literaria de fines del siglo xx y principios del XXI (veanse los respectivos estudios de Jorge Fornet, Esther Whitfield, Sonia Behar, Jacqueline Loss, Patricia Valladares Ruiz, Ivan de la Nuez, Rafael Rojas, Maria del Mar Lopez-Cabrales y Odette Casamayor, entre otros). (4) Tanto la atmosfera de fin de siglo y de milenio -- tan propicia a toda clase de rendiciones de cuentas -- como el trauma de la crisis socio-economica de los 1990 conocida en Cuba como "El Periodo Especial en Tiempos de Paz" dieron a los criticos un impetu a introspecciones y trabajos de sintesis, asi como a proyecciones hacia el futuro (Ivan de la Nuez).

Inevitablemente, algunas de estas tentativas de sistematizacion han provocado la resistencia de los escritores encasillados y catalogados. Antonio Jose Ponte, por ejemplo, considera que su perfil creativo ha sido acortado a la medida de moldes teoricos arbitrarios: "No hallo critica de valor cuando sus hacedores traen preparado el instrumental y no consiguen transmitir la pasion del asombro, cuando la literatura les sirve para confirmar una teoria preestablecida" (Hernandez Miranda). …