Academic journal article Romance Notes

Venecia En El Imaginario Hispanoamericano del Siglo XIX

Academic journal article Romance Notes

Venecia En El Imaginario Hispanoamericano del Siglo XIX

Article excerpt

Apres Tiepolo, Venise n'avait plus qu'a dresser son catalogue. Aujourd'hui, elle est toute a se fouiller, a mettre en valeur chacune de ses epoques; ce sont des dispositions mortuaires. (Maurice Barres, Un homme libre, 192) (1)

AL comentar lo dicho por Maurice Barres (1862-1923) a proposito de Venecia, Ruben Dario (1867-1916) afirma que si Venecia muere no es por el efecto desgastador de los siglos, sino por las constantes profanaciones de los literatos que buscan en ella la decoracion adecuada para sus novelas (Obras completas, 964). (2) Efectivamente, a principios del siglo XX, Venecia era ya un cliche, un lugar comun en la literatura occidental y, sin embargo, en el ambito literario latinoamericano, la expresion galicista de Dario: "Escribir sobre Venecia, insistir sobre Venecia ... [??]todavia?" (963) (3) no tiene mucho sentido, pues todo conocedor de la literatura latinoamericana decimononica sabe que Venecia no juega en esta produccion literaria el mismo papel que en la narrativa europea o norteamericana. La razon es bien simple, en Hispanoamerica las novelas obedecen en gran parte a propositos especificos de la realidad nacional. Por un lado, excepcion hecha de unos pocos casos, el libro de viajes se escribe para informar sobre las caracteristicas de las inmensas geografias patrias o para hablar de expediciones cientificas a paises remotos y, como no contamos con una gran elite viajera, tampoco nuestros escritores producen ninguna gran novela de ambiente internacional. A menos que se consideren como tales Los trasplantados (1904) de Alberto Blest Gana (1829-1904), El embrujo de Sevilla (1922) de Carlos Reyles (1868-1938) o algunas de las novelas de Jose Maria Vargas Vila (1860-1933), obras que, por otro lado, no pueden considerarse como novelas de viajes. (4) Asimismo, nuestros autores mas internacionales, Ruben Dario y Enrique Gomez Carrillo (1873-1927) se sintieron mas interesados por la cronica de viajes que por el genero novelistico y, aunque los dos escribieron sobre Italia y, en particular, sobre Venecia, ninguno de ellos supo encontrar en la perla del Adriatico, desbordada entonces de turistas ingleses como ahora lo esta de japoneses, el material literario que les inspiro Paris, Madrid o, en el caso de Dario, Mallorca. El autor nicaraguense dedica un apartado a Venecia en Tierras solares (1904), pero se limita a establecer un simil entre Venecia y el poeta italiano Gabrielle D'Annunzio (1863-1938), considerando a ambos "pompa y oropel, brillo y negocio" (Obras completas, 965). (5) Gomez Carrillo, menos polemico en sus juicios, describe la Venecia representada en los cuadros que ha visto en los museos y da rienda suelta a su ensonacion, mientras relata su vagabundear por canales y callejuelas.

Tan solo en la obra de escritores romanticos de mediados de siglo, encontramos dos novelas que tienen lugar en Venecia. Me refiero a La antigua sirena (1862), del puertorriqueno Alejandro Tapia y Rivera (1862-1882), y Atenea (1889) del mexicano Ignacio M. Altamirano (1834-1893), ambos textos nos ofrecen dos claros ejemplos de la posicion del intelectual hispanoamericano ante el lugar comun Venecia.

La antigua sirena es un melodrama que narra la historia de Sirena, llamada la Flor del Lido, una florista veneciana que, merced a su belleza y maquinaciones, llega a ascender de clase social, hasta que, despues de cometer una serie de crueldades impunes, muere victima de una epidemia que, antes de aniquilarla, termina con su belleza. A pesar del tono historico del relato, La antigua sirena no se acoge ni a las caracteristicas de la novela historica ni a las de la novela arqueologica, y aunque nos es presentada como una leyenda, podria mas bien ser considerada un folletin de intriga. Con todo, Tapia y Rivera intenta dar a su historia un significado alegorico y, en el epilogo de la misma, al identificar a Sirena con Venecia, nos ofrece la clave para entender el motivo de su relato:

Sirena subio del Lido a las riquezas y al poder gracias a sus condiciones fisicas, asi salio de una tribu de pescadores, a dar la ley y al mundo aquella temible oligarquia. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.