Academic journal article Romance Notes

Titulos De Cervantes En la Nueva Espana En Tiempos De Sor Juana

Academic journal article Romance Notes

Titulos De Cervantes En la Nueva Espana En Tiempos De Sor Juana

Article excerpt

LIBROS PASADOS POR AGUA

Por medio de algunos inventarios de libros del siglo xvii (algunos aun ineditos), que las librerias de la ciudad de Mexico y las de Puebla presentaban periodicamente al Santo Oficio de la Inquisicion, podriamos ver que libros seguian llegando de Espana a la Nueva Espana en aquel siglo y cuales se imprimian en esta otra Espana. El conocimiento de estos inventarios nos permite saber que libros--religiosos, cientificos, literarios ... --se leian en Mexico en la epoca de Sor Juana e influian en la produccion intelectual de la epoca.

Estos inventarios nos informan tambien acerca de los tramites de censura inquisitorial por los que pasaban los libros. Al incorporarse a las practicas y medidas impuestas al comercio de libros y, ya elaborados segun normas dispuestas, los inventarios se sometian a dictamen. Los libros podian aprobarse, reprobarse o quedar condicionados hasta ser corregidos segun observaciones del censor. Habia libros tambien que burlaban las reglas impuestas y circulaban clandestinamente, mientras otros lo hacian como resultado de la hoy llamada "pirateria." Los inventarios, los informes de los libreros que los acompanaban y las actas de censura conforman parte medular de la documentacion que registra el proceso de formacion de una "ciudad letrada," en este caso, la mexicana.

Numerosas son las fuentes que, guardadas en archivos y colecciones especiales, iluminan de manera distinta--fehaciente es la palabra--y nos permiten reflexionar desde nuestro objeto mas preciado--el libro (1)--sobre el contexto cultural de la ciudad de Mexico en la segunda mitad del siglo xvii, en proceso de ilustracion y creacion intelectual controlado al mismo tiempo por la politica de un estado de restricciones y censuras, por decir lo minimo.

La imprenta novohispana mantiene abiertas las puertas de las librerias, imprime "casa adentro" y preserva al hecho del olvido; convertido en testimonio, en nota aclaratoria, el documento aclara, precisa, relaciona hechos y a sus protagonistas. Imprentas y librerias son marcos de referencia, asideros de luz, que nos permiten organizar nuestros pasos por la compleja sociedad de la segunda mitad del siglo xvii novohispano.

INVENTARIOS DE LIBROS

Los libros circulaban una vez que eran inventariados por las librerias de la ciudad a pedido expreso del Santo Tribunal de la Inquisicion, que dictaba las normas del "control de calidad." Respecto a los libros de la segunda mitad del siglo xvii, la lectura inquisitorial se hacia a la luz del indice y expurgatorio de 1640. A principios de cada ano--se daba un limite de sesenta dias--las librerias presentaban un inventario de libros y, aunque generalmente dichos inventarios se realizaban cada ano, a veces habia que hacerlos de inmediato para responder a un auto especifico que les era notificado. Los inventarios o memorias de libros subsisten, incluso estan catalogados, y son actas del manejo y de la auditoria de libros, termometro del estado de la cuestion libresca de la segunda mitad del siglo xx que nos ocupa.

Un antecedente primordial es el de Edmundo O'Gorman, "Bibliotecas y librerias coloniales, 1585-1694," publicado en 1939. (2) De los 35 documentos que don Edmundo da a conocer, 32 son memorias de libros, dos son declaraciones de libro y uno el correspondiente a los "Autos y notificaciones a libreros, 1655" (una especie de parteaguas en la politica inquisitorial impuesta a los libreros). Quienes estaban metidos en los negocios de los libros tuvieron que responder y supeditarse a los "Autos y notificaciones a libreros. Ano de 1655. -Mexico. Libros prohibidos. Memoria de los libros que presentaron en este Tribunal los libreros que hay en Mexico [...]." (3)

El abogado de la Real Audiencia y de presos del Santo Oficio, su Calificador y Expurgador de libros, escribe al M. Ille. Sr.

que por el Novisimo Indice y Expurgatorio del ano de cuarenta se manda a los libreros que al principio de cada ano, dentro de sesenta dias, sean obligados a hacer inventarios, por alfabeto, de los libros que tienen, el cual jurado se debe entregar a este Tribunal, pena de cincuenta ducados, y tambien se manda a dichos libreros o cualesquier otros que hicieren listas o memorias de libros para vender o apreciar, sean obligados a presentar y refrendar las tales listas o memorias y libros a la persona o personas que para reconocerlas y registrarlas estuviere deputada por este Santo Oficio . …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.