Academic journal article Romance Notes

De Risas Y Burlas: El Quijote En la Universidad Novohispana (Vejamenes De Grado, Siglo XVIII)

Academic journal article Romance Notes

De Risas Y Burlas: El Quijote En la Universidad Novohispana (Vejamenes De Grado, Siglo XVIII)

Article excerpt

Es bien conocida la anecdota segun la cual Felipe III, viendo a un estudiante que moria de risa leyendo un libro, comento que o este se habia vuelto loco o estaba leyendo el Quijote. (1) La novela obtuvo un exito repentino, y prueba de ello son las numerosas e inmediatas ediciones, asi como las circunstancias que posteriormente rodearon la publicacion de la Segunda Parte. Una de las razones que pueden explicar su pronta fama y buena acogida reside en que desde el principio se entendio como una "novela de burlas, graciosa y celebre." (2) La bibliografia sobre su recepcion, como todos los aspectos en torno a la novela, es abundante y, en el fondo, reside la cuestion acerca de si sus protagonistas remiten a unos arquetipos previos de la cultura popular y carnavalesca. (3) Ese sustrato arquetipico podria ser la razon por la que casi inmediatamente despues de su publicacion en 1605, ya se observa como la dimension ludica de sus protagonistas genero su rapida incorporacion a la cultura festiva.

Lo que me interesa tratar en este trabajo es su vena parodica respecto a la cultura libresca y su plasmacion festiva en Nueva Espana, desde el circuito universitario. Me refiero, concretamente, a la presencia festiva del Quijote en los paseos ridiculos, vitores y vejamenes que seguian a la obtencion del grado de doctor, a las graduaciones y a los examenes de oposicion a catedra en la universidad novohispana. La parodia del ceremonial de obtencion de grados en la universidad tiene muchas coincidencias con el de las armas de don Quijote (4) y, en este contexto estudiantil, son frecuentes las alusiones burlescas a El Quijote.

Para empezar, como ejemplo de la transposicion entre el argumento de la novela y el formato parodico, el vejamen novohispano de 1788 ("Vejamen que dijo el licenciado don Pedro Jose Sanchez Meza la tarde del 27 de diciembre de 1788 en el Teatro de los dioses"), (5) en el que Sanchez Meza desecha la graciosa alegoria que hizo Muro, uno de los estudiantes del curso, por no estar representados todos los graduandos, aunque le reconoce su ingenio al asignar un personaje de la novela a cada uno de los dieciocho:

A buen tiempo supe vuestra consulta sobre la cifra del celebre caballero don Quijote de la Mancha y su historia; acordando la graciosa alegoria y distribucion que hizo Muro; la que os conviene y ya refiero en honor de vuestro ingenio: Muro, don Quijote; Valle, dona Dulcinea; Cos, Sancho Panza; Duval, el Asno de Sancho; Velazquez, don Fernando; Cano, el Arriero que con don Quijote tuvo contienda la noche de velacion de armas; Perez, el Ama; Galindez, la Sobrina; Carrera, Cardenio; Moreno, Lucinda; Garcia, el Cura; Rodriguez, el Barbero; Gaytan mayor, el Duque; Gaytan minor, la Duquesa; Baez, Dorotea; Marquez, el Ventero que armo caballero a don Quijote; Andueza, Teresa Panza; Herrera, el Rocinante de don Quijote; cuya lista en confianza me dio Andueza; lo digo a todos en secreto y encargo que con secreto lo comuniqueis a todos; no luego me culpe mi Teresa de tan poca fidelidad. (Teatro de los dioses 67)

El vejamen no responde a defectos reales del graduando o del opositor, sino que funciona como contrapunto de todo el boato de la ceremonia de investidura en el nuevo rango academico. Por ello, en el horizonte de expectativas de su recepcion, debe tenerse en cuenta que persigue ponderar de manera burlesca los defectos de una persona, lo que supone asumir la convencion de que "no se dice toda la verdad y de que lo que se expresa es una caricatura de la realidad" (Teatro de los dioses 57). Son, pues, piezas de circunstancias, que se dirigen a un publico cerrado, ya que las burlas apuntan directamente a los ingenios congregados, quienes aparecen caricaturizados a partir de la deformacion burlesca de algun rasgo caracteristico, fisico o moral.

El autor y el auditorio de este tipo de piezas son cultos--los vejamenes son orales y recurren a cierto efectismo escenico--, de ahi las referencias a obras literarias o la insercion de algunas citas en latin. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.