Academic journal article Romance Notes

Monstruos De Ultramar Y Reinos Imaginarios En Argentina Y Conquista del Rio De la Plata De Martin del Barco Centenera

Academic journal article Romance Notes

Monstruos De Ultramar Y Reinos Imaginarios En Argentina Y Conquista del Rio De la Plata De Martin del Barco Centenera

Article excerpt

Durante la segunda mitad del siglo XVI, la considerable produccion epica en Espana y en America tuvo una motivacion fundamentalmente historica, frente a la apertura a la fantasia que caracterizo a la tradicion italiana desde Ariosto a Tasso (Pierce 233-35). Con algunas excepciones, entre las que se contaria el episodio del mago Fiton en la Araucana, solo el elemento devocional justifico la insercion de lo sobrenatural en forma de milagros. Pero a partir del siglo XVII la situacion empieza cambiar. Bernardo de Balbuena, en el prologo a su Bernardo, o victoria de Roncesvalles (1624) apela a Aristoteles para defender la verosimilitud interna de las acciones frente a los que entienden que la epica ha de ser "historia verdadera." Este prefacio, "el prologo critico mas importante de la epica del Siglo de Oro" (Pierce 254), ya admite el concurso de la imaginacion ariostesca en un contexto diacronico. Algo semejante podria decirse del texto que analizaremos, Argentina y conquista del Rio de la Plata (1602), poema fundacional de Martin del Barco Centenera, en donde se acumulan hechos historicos relacionados con la entrada de los espanoles en una de las regiones perifericas del Imperio al mismo tiempo que se encajan sucesos extranos y prodigiosos. En su dedicatoria al Marques de Castel Rodrigo, virrey de Portugal, el autor explica los motivos que le llevaron a componer este poema, a medias entre lo epico y lo cronistico: (1)

Habiendo considerado y revuelto muchas veces en mi memoria el gran gusto que recibe el humano entendimiento con la lectura de los varios y diversos acontecimientos de cosas, que aun por su variedad es la naturaleza bella, y que aquellas amplisimas provincias del Rio de la Plata estaban casi puestos en olvido y su memoria sin razon obscurecida, procure poner en escripto algo de lo que supe, vi y entendi. (Barco Centenera 61)

Mueven, pues, a Barco Centenera la variedad de las cosas creadas y el deseo de vindicar un espacio remoto y exotico para el lector peninsular del siglo XVII. Por eso, su relato historico se adoba con episodios dignos de admiracion, esto es, prodigiosos. Lo maravilloso, sin ser central en el relato de Barco Centenera, se inserta junto a digresiones morales o autobiograficas, como un medio de dar a conocer esa region casi puesta en olvido en la que el autor vivio veinticuatro anos. Una legion de demonios tripula una nave desde las Indias hasta Espana. Una mujer es mordida por un pez que salta desde la sarten en que se estaba friendo. Una tropa de monos asiste al discurso que les dirige su jefe, otro mono conocido como El Senor de la Montana ... La naturaleza rioplatense suele ofrecer muestras asombrosas que hoy en dia son bien conocidas, pero que entonces no lo eran: la pasiflora (" a quien no causara maravilla!"), el oso hormiguero, los papagayos, las viboras de enorme tamano ... No es lo conocido en el siglo xvii, sino lo desconocido lo que atrae la atencion del narrador. Lo mismo sucede, por cierto, entre los cronistas de Indias ... No fascina lo semejante sino lo diverso a la mirada, es decir, aquello que produce admiracion (Pellicer 143-44).

Estos hechos extraordinarios, al proceder de una tierra tan ajena como el Rio de la Plata, podrian ser puestos en duda desde la optica peninsular. Barco Centenera sale al paso de los escepticos de dos formas: o bien apela al propio testimonio visual para apoyar lo que cuenta, o bien acude al relato escuchado de testigos. De esta ultima manera se aceptaran, por ejemplo, la costumbre de los gigantes patagones de adornarse la garganta con flechas o la existencia de monos parlanchines en el interior de la selva brasilena. En las lineas que siguen comentare estas dos fuentes de informacion a traves de cuatro ejemplos de prodigios desplegados en el Poema: perros suicidas, carbunclos, monstruos marinos y el reino mitico de Paititi. Tambien veremos como las dos vias de informacion, vista y relato de otros, se complementaran en ocasiones con lecturas, citadas o aludidas, que aportan contenido intelectual o moral a la reflexion sobre la maravilla. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.