Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

La Recuperación Cultural del Exilio Literario Español. Sergio Vilar En Destino

Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

La Recuperación Cultural del Exilio Literario Español. Sergio Vilar En Destino

Article excerpt

El semanario barcelonés Destino, que había empezado como Boletín de la F. E. y de las J. O. N. S. (Falange Española y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista), en 1937 en Burgos, había experimentado, desde 1942-1943, cambios fundamentales que lo habían ido alejando del falangismo inicial y habían tomado partido a favor de la neutralidad política. Dentro del grupo de redactores de la revista, ganó peso el sector liberal, de tono europeísta, que buscaba conectar con la clase media catalana, vapuleada por la guerra civil, a través de lo que Geli y Huertas Clavería han bautizado como 'barcelonismo en contraposición a la catalanidad prohibida' (Geli y Huertas Clavería 1991: 36-37).

No obstante, el catalanismo, y especialmente el catalanismo del exilio, vio siempre en Destino un semanario realizado por colaboracionistas, gente afín al régimen -de hecho, todos ellos lo fueron, durante la guerra civil y al principio de la posguerra-. El fondo conservador, propio del liberalismo burgués que desde el XIX venía caracterizando gran parte de la burguesía catalana, chocaba con el 'noucentismemarxista' y con el 'pancatalanisme' que ostentaron grupos como el de Serra d'Or (estudiada por Ferré 2000), revista nacida en 1959 y que supuso un duro revés para Destino, que perdió la hegemonía de las revistas culturales barcelonesas que había ostentado hasta entonces.

La contraposición entre ambas publicaciones, Destino y Serra d'Or (Guillamon 2001: 8) sólo puede verse desde el análisis objetivo de las circunstancias que las vieron nacer y de la composición socio-ideológica de sus gerentes, directores y redactores, y nunca desde la voluntad de justificar anacrónicamente sus actitudes y acciones. Cabellos y Pérez refieren, en su artículo 'Destino. Política de unidad (1939-1946). Tres aspectes de l'inici d'una transformació obligada' (Cabellos y Pérez 1987: 19-36), las numerosas contradicciones en las que incurría el semanario al intentar balancearse entre la opción de servir al régimen y su condición de revista catalana en sus duros inicios:

La voluntad de incidir en la nueva sociedad, la catalana, y a la vez la no dependencia orgánica del régimen es otra fuente de contradicciones: la necesidad de ganar un público que no es homogéneo, que no puede escoger y que llega a Destino como mal menor hace que la relación que se establece entre esta revista y el público modifique, a la larga, sus actitudes iniciales. (Cabellos y Pérez 1987: 34)

La victoria aliada en la II Guerra Mundial marcaría el compás de la transformación del semanario, la entrada a una progresiva liberalización. En esta línea, algunos estudiosos han hablado de una 'tercera vía' refiriéndose a Destino. Francesc Montero apunta la posibilidad de que el grupo de Destino, que antes de la guerra civil habían militado en la Lliga Catalana de Cambó, se acercó al falangismo más por 'oposición al republicanismo y al comunismo que por coincidencia con los postulados falangistas' (Montero 2001: 159), actitud en la que pesaba, en muchos casos, la fe religiosa de muchos de ellos. Si bien creemos que no es posible aplicar esta idea a la totalidad del grupo (como Carles Sentís o Álvaro Ruibal), sí a una nutrida nómina de intelectuales que, no obstante, se postularon, en algunos casos con vehemencia, militantes falangistas durante la guerra civil y que, posteriormente, se desmarcarían de esas posturas iniciales.

Como avanzábamos, el sector liberal ganó peso y acabó haciéndose con la totalidad del poder en Destino cuando en 1959 se libró una batalla por las acciones de la empresa entre Josep Vergés, verdadera alma mater de la revista y cofundador de Ediciones Destino, e Ignasi Agustí, director del semanario desde su origen burgalés y que había condicionado con sus postulados reaccionarios (cercanos al opusdeísmo) los contenidos de la revista. La batalla se resolvió a favor del primero y Néstor Luján accedió a la dirección de Destino, cargo que ostentaría hasta que Jordi Pujol compró el semanario en 1975. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.