Academic journal article Hispanic Review

Violencia De Género En la Narrativa Cubana Contemporánea: Deseo Femenino Y Masculinidad Hegemónica

Academic journal article Hispanic Review

Violencia De Género En la Narrativa Cubana Contemporánea: Deseo Femenino Y Masculinidad Hegemónica

Article excerpt

Los últimos veinte años han sido intensos y ambivalentes para la sociedad cubana: si bien el colapso soviético trajo consigo una severa crisis, esa misma crisis dio pie a un cambio generalizado en la sociedad, que se abrió a la posibilidad de "lo otro". El análisis de la producción literaria en prosa que se escribe a partir de 1990 nos deja ver esta ambivalencia. La escasez material de los primeros años noventa se tradujo en un mayor desarrollo del cuento frente a la novela, así como en la publicación de antologías en lugar de obras de autor.1 Estas obras colectivas dieron a conocer la poética de una nueva generación de escritores cuya intención inicial fue romper los oxidados tópicos ideológicos que habían marcado la producción literaria cubana desde mediados de la década de los setenta. En esos cuentos se presentaron subjetividades hasta entonces negadas por los estrechos márgenes políticos con los que se había definido la identidad del cubano (Martín Sevillano 117; Redonet, "Para ser"). Por primera vez se validaba en la literatura la experiencia de quienes no se adaptaban al modelo de hombre nuevo imaginado por la Revolución: el disidente, el homosexual, el santero, el adolescente rebelde, el enfermo, el exiliado y, también, la mujer.

Las medidas de integración establecidas por la Revolución facilitaron la emancipación de las mujeres; sin embargo, su participación en la sociedad no fue acompañada de representación en la esfera pública (Shayne 136-45; Smith y Padula 45-49). La Federación de Mujeres Cubanas (FMC), una de las agrupaciones de masas mejor organizadas del país, no ha facilitado el desarrollo de un discurso basado en la identidad de género para no debilitar el modelo identitario revolucionario, articulado sobre la dimensión política (Bobes; Pérez-Stable, "Cuban Women"; Randall 132-47; Smith y Padula 4556). Esto ha imposibilitado el cuestionamiento público de modelos de pensamiento que han mantenido la desigualdad de la mujer, especialmente en el ámbito privado (Perkovich y Saini; Safa). Sin embargo, lo anterior no resulta sorprendente si tenemos en cuenta la masculinidad del proyecto revolucionario, representada literariamente en buena parte de la narrativa publicada en Cuba durante la primera década de Revolución, la denominada "narrativa de la violencia" (Redonet, "Contar"), producida por hombres y en la que la mujer carecía de representación -excepto en algunos personajes secundarios de borrosa caracterización-. La narrativa de la violencia abonó en las letras la masculinidad hegemónica que el poder, en su práctica, estaba implementando. Entendemos por masculinidad hegemónica el sistema de valores establecido desde el patriarcado para articular y consolidar la jerarquía y dominación de género (Connell 76-81; Connell y Messerschmidt; Donaldson). En este sistema de valores, la fuerza es legitimada como vía para mantener la estabilidad política o social. Precisamente, en los textos épicos que se producen en los años sesenta, se suscribían la guerra y la violencia como vías de ajuste social, al tiempo que se fomentaban los valores que asocian la virilidad y la fuerza con el poder. La temática giraba en torno a la lucha contra la dictadura, o contra quienes después del triunfo de la Revolución se opusieron a ella como sistema de gobierno. Desde estos cuentos, se difundió la imagen de un Estado masculino en el que la mujer mantenía posiciones subalternas. La persecución y marginalización de los homosexuales durante los años setenta respondía a ese mismo orden de cosas, pues la masculinidad hegemónica se construye sobre un orden misógino y homofóbico. Cuando la narrativa de la violencia fue reemplazada en los años setenta por la novela policiaca, la visión del mundo siguió intacta (Fernández Pequeño; Menton). Esta novelística consideró en particular la desaparición de los espacios privados en el contexto social y formuló la idea de un ojo público ubicuo al servicio de los intereses del Estado.

En conjunto, la narrativa de los años sesenta y setenta sirvió para dar legitimidad a la masculinidad hegemónica sobre la que el poder se articulaba y de la que se desprendía la violencia, irradiada desde las instancias estatales con el objetivo de eliminar cualquier acción en su contra. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.