Academic journal article Centro Journal

La Noche Prisionera: El Diario De Julia De Burgos

Academic journal article Centro Journal

La Noche Prisionera: El Diario De Julia De Burgos

Article excerpt

A mí no me hizo efecto negativo la penumbra. Al contrario, me uní a ella, no e[n] desfallecimiento de ilusiones, sino en voluptuosa entrega.

(Julia de Burgos, Diario)

Según Edgar Martínez Masdeu, las primeras noticias sobre el diario de Julia de Burgos se deben a Juan Antonio Rodríguez Pagán, que en 1984 entrevistó a Olivo Muñoz Arce, amigo de Burgos, y entonces supo de la existencia de una "libreta que utilizó como diario" ( 1994: 229). En esa libreta Burgos escribió sobre sus experiencias durante dieciocho días de hospitalización en Mt. Sinai en la ciudad de Nueva York, del 13 al 30 de abril de 1948, muy cerca de la esquina de su muerte cinco años más tarde. He trabajado con una de las copias de la versión en maquinilla que se encuentra en el Centro de Estudios Puertorriqueños de Nueva York (Burgos n.d.) y con la versión publicada en 1994 en la Revista del Ateneo Puertorriqueño (Burgos 1994), en un dossier sobre el diario.1

En su introducción, Martínez Masdeu comenta el tema de la autenticidad del diario, y concluye que en efecto se trata de un texto escrito por Burgos, aunque se impone la necesidad de una edición del mismo. El diario de Burgos sobre sus experiencias en el hospital neoyorquino es un texto breve, al margen de su obra poética y de sus figuraciones subjetivas más poderosas. Sin embargo, en manos de Burgos, el diario, el género autobiográfico por excelencia, se encamina hacia la representación de un sujeto cuya cura no depende solo de los esfuerzos de los médicos que la rodean sino de la escritura que es capaz de producir, un gesto de desafío soberano frente a la muerte, animado por el deseo de la comunicación con el prójimo.

El hospital es el lugar de la ordalía del cuerpo, de sus experiencias más abyectas, que sin embargo se transforman a través del trabajo de la letra en imagen compartida. Con esa entrega, que es sacrificio y dádiva, la protagonista del diario reconoce los límites del cuerpo, sus enfermedades y su muerte, y a la vez reitera su deseo de franquearlos para acercarse al ámbito de la soberanía, en el sentido comentado por Georges Bataille (1897-1962), para quien, "soberanía y comunicación amorosa son una misma cosa, puesto que ambas significan que el ser se pone a sí mismo en juego y se abre incondicionalmente a los otros" (Campillo 1996: 40). En las páginas que siguen, repasaré los puntos principales de la propuesta de Bataille sobre la soberanía para luego comentar el diario de Burgos a la luz de sus sugerencias.

El diario presenta una versión intensa de una alternancia característica de la obra lírica de Burgos entre el júbilo del erotismo, en el paisaje, en los brazos del amado, júbilo compartido con los demás, y el abandono radical, presagio de la muerte, de la poeta y de todo ser humano. La soberanía del sujeto que escribe se impone en el diario de Burgos, a pesar de haber sido escrito en el hospital, el lugar del cuerpo transformado por la ciencia en un objeto sin identidad posible, abyecto en su enfermedad, su dolor, su marginación. El diario es el testimonio de una ordalía física y espiritual en el hospital neoyorquino, pero también sus páginas se van marcando de la energía necesaria para toda creación humana. La alternancia entre las ordalías del cuerpo comentadas en el diario y los paréntesis visionarios abiertos por el sujeto que sufre define el ritmo del diario.

Paradójicamente, la crisis, física y existencial que en 1948 lleva a Burgos al hospital de Mt. Sinai ofrece a la escritora un refugio donde puede meditar y escribir su diario, breves notas sobre su reclusión en el hospital, pero también reflexión poderosa sobre su propio quehacer con la letra, sobre los límites del cuerpo y la voluntad de superarlos en una labor que la define, que la distingue de las otras mujeres recluidas y a la vez la solidariza con ellas.

Con el título de Lo que entiendo por soberanía (1996) se publicó en castellano parte de un libro de Bataille titulado La soberanía, junto a unas notas para la introducción a La part maudite, obra publicada originalmente en 1949. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.