Academic journal article Bulletin of the Comediantes

La Fatalidad del Poder: La Muerte Como El Papa Y El Inquisidor En Las Cortes De la Muerte De Micael De Carvajal Y Lope De Vega

Academic journal article Bulletin of the Comediantes

La Fatalidad del Poder: La Muerte Como El Papa Y El Inquisidor En Las Cortes De la Muerte De Micael De Carvajal Y Lope De Vega

Article excerpt

A Sebastián Cuéllar de la Torre y Christopher A. Miller, in memoriam

En los autos sacramentales Cortes de la muerte (ca. 1552-1557), atribuido a Micael de Carvajal (1510-1575),' y Cortes de la muerte {ca. 1615-1664), atribuido a Félix Carpió Lope de Vega (1562-1635),2 la Muerte funge como una abogada ante Dios de los vivos, con quienes dialoga amonestándolos sobre sus vicios y recomendándoles virtudes.3 A manera de procesión, distintos estamentos apelan-esto es, tanto invocan como se defienden-frente a una persona que a primera vista sería la Muerte pero que, viendo más de cerca, se vuelve una figura proteica detrás de la cual distintas autoridades (des)aparecen. Tras la Muerte se encubren el rey, el inquisidor, o el papa, figuras ante las cuales los problemas terrenales podrían encontrar solución. Las Cortes evocan asimismo las cortes monárquicas4 o judiciales, y se vuelven así espacios forenses y judiciales. Como un espacio forense, la corte es abierta y democrática; cualquier persona puede venir y discurrir. Como un espacio judicial, en la corte se ejerce esa violencia institucional que es la ley dictaminando penas y ejecuciones y creando así víctimas y victimarios. Mientras que los primeros buscan el perdón, la justicia o el amparo, los segundos establecen el orden y el cumplimiento de la ley. Los asistentes a estas 'cortes' comparten el mismo propósito: que la Muerte postergue (aunque nunca absuelva) la última pena. No obstante, por encima de ellos pende una inescapable sentencia que no puede ser razonada o negociada: ahora o después, todos han de morir. En ello radica la fatalidad implícita en el diálogo con la Muerte: la muerte es inapelable. Paralela a esta inevitabilidad, corre la fatalidad del poder pues, aunque criticado, el ejercicio de poder que presentan estas 'cortes' permanece siempre inamovible. Así como nadie escapa de la muerte, nadie escapa del arbitrario, ominoso, y muchas veces irracional ejercicio de poder de las distintas autoridades que se esconden detrás de ella.

Al hablar del poder, las 'cortes de la muerte' se constituyen en un espectáculo político ya que, como dice William Egginton, "[they are] consciously and explicitly associated with the propagation or display of power" {How the World 56). En las Cortes de Carvajal, el espectáculo es trágico, pues uno de sus más aguerridos contestes, los indios americanos, confiesan sufrir al estar sometidos por los encomenderos en América y por ello invocan a la figura del papa como el único personaje histórico que podría solucionar una disputa entre distintas naciones (en este caso, aquella entre la nación' de los indios y la de los españoles). En el caso de las Cortes de Lope, el espectáculo es horrífico, pues el Hombre se encuentra ante la terrible escena del Juicio Final (y soslayadamente del juicio inquisitorial) y aterrorizado invoca la bondad de Dios y del señor inquisidor. Mientras que las Cortes de Carvajal critican el ethos imperial, las de Lope-al negar sutilmente la bondad de Dios-bordean en la herejía.

El presente análisis se propone encontrar en las Cortes de Carvajal y Lope coordenadas subgenéricas de la llamada 'corte de la muerte' y situar sus desvíos, ya que estos desvíos nos permiten localizar la 'diferencia colonial' que aparece con las Cortes de Carvajal.5 Asimismo, me propongo dilucidar las distintas caras del poder que se ocultan tras la figura de la Muerte para reflexionar sobre la manera en la cual el teatro llevó a escena debates políticos, legales y religiosos. Hasta ahora no contamos con un estudio comparativo de ambas obras, y el presente estudio busca contribuir a este diálogo crítico que se cierne sobre la relación entre poética y política en el teatro de la España premoderna. En líneas generales, las Cortes de Carvajal han sido las que más atención crítica han recibido en los últimos años pero en la España de esa época fueron las Cortes de Lope las que mayor renombre tuvieron-ya que se mencionan en El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha (1605, 1615) de Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616). …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.