Academic journal article Afro - Hispanic Review

Los Independientes De Color: Entrevista a Gloria Rolando

Academic journal article Afro - Hispanic Review

Los Independientes De Color: Entrevista a Gloria Rolando

Article excerpt

William Luis: Explícame el inicio de tu proyecto, el de los tres capítulos de Voces para un silencio.

Gloria Rolando: La primera vez que yo abordé el tema de los Independientes de Color fue en Las raíces de mi corazón (2001). Esto es un corto de ficción que yo quise hacer porque quería experimentar con la ficción y al mismo tiempo poner en un marco un poco afectivo este tema. En vez de ocuparme en ese momento de los detalles históricos, mi gran pregunta, después de haberme leído alguna información en un sentido general y mi relación con Aline Helg, que ya había publicado, incluso en español el libro Our Rightful Share (Lo que nos corresponde), me preguntaba, ¿qué habría pasado con esta gente? ¿Por qué silencio? ¿Cómo se rompieron las familias negras en ese momento? ¿Por qué el temor de conocer esa historia? Entonces me planteé una historia de amor, de una pareja que quedó rota en ese momento, de María Victoria y José Julián, que son los bisabuelos de Mercedes, una mujer negra en el presente. Ella quiere saber el misterio de la foto, una foto muy linda que preparamos para la película Las raíces de mi corazón, con dos actores vestidos de aquella época, 1912. Ellos son ese silencio y el símbolo de esa familia rota que quedó y que su historia no llegó al presente porque siempre pensé que ese silencio también había partido de esas familias negras.

Entonces eso era algo afectivo, era una mezcla así del Doce (la Guerra de 1912), pero también era un homenaje a Sara Gómez. Recuerda que yo nunca pude realmente hacer ese documental sobre Sara Gómez, y lo hice también como homenaje a su documental Crónica de mi familia (2003), porque en Crónica de mi familia ella misma aparece en el documental entrevistando a un personaje de su familia, a su madrina, preguntándole, indagando, cómo será la vida de esta gente. Pero como uno no conoce el marco familiar y la historia oficial que nunca tuvieron esos personajes negros, maestros, enfermeras, comadronas, . . . el negro aparece solo en el esquema de la esclavitud. A mí me sorprendió mucho la primera vez que vi Crónica de mi familia porque Sara se estaba preguntando lo mismo que yo me estaba preguntando y creo que es lo mismo que mucha gente se ha preguntado.

Entonces Las raíces de mi corazón tuvo su puesta pero es verdad que no satisfacía mucho interés por lo del tema. No es que la gente no lo aceptara, pero la gente quería saber más. Yo misma, poco a poco, en ese momento no estaba tan consciente y poco a poco fui descubriendo la necesidad de hacer algo más con el documental, ya esto no era una cosa de ficción. Pero esta posibilidad se empezó a hacer real cuando Aline Helg vino a Cuba en el año 2003. Ella tenía interés en hacer, con fondos de su universidad, entrevistas a una serie de historiadores que le servían para calzar sus clases. Claro, esas entrevistas se pusieron aquí en La Habana y también tuvimos la posibilidad de ir a Oriente. Si yo te digo que en un momento estaba clara de tres capítulos y cómo yo iba a hacer ese documental, no era la verdad. Porque estamos hablando de 2003 y yo empecé a trabajar esa cantidad de entrevistas inmensa prácticamente en 2008-2009. Por allí vuelvo a retomar el tema y empiezo a reorganizar todo ese material. Pero me di cuenta que tenía algunas imágenes, la mayoría de lo que tenía eran entrevistas y hubiera sido pega, pega, pegar sin más elaboración. Yo sabía que eso no iba a hacer un buen documental. Por lo tanto, ya, estando yo ya sola, con Aline fuera del país, incluso Aline estaba viviendo en Suiza, yo retomé el compromiso, que fue una cosa moral que yo hice con ella, de no abandonar el tema. Bueno, después hice Las raíces de mi corazón, El alacrán (2000), Los marqueses de Ataré (2003), Nosotros y el jazz (2004), Paisajes del corazón y la memoria (2007). Entonces estaba distanciada del tema, por lo tanto tuve que sentarme y empezar no solamente a investigar sino también a buscar cómo practicar todo eso. Pero no era solo practicar sino era meterme en toda esa historia; era meterme en la prensa, en los documentos que me iban revelando un poco el proceso de persecución, et cetera. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.