Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Voces Para la Memoria Sin Límite: La Obra Poética De Néstor Ponce 1

Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Voces Para la Memoria Sin Límite: La Obra Poética De Néstor Ponce 1

Article excerpt

El presente estudio tiene como objeto estudiar la producción poética de Néstor Ponce (La Plata, Argentina, 1955), escritor y profesor universitario residente en Francia desde 1979, cuya obra da testimonio de la transformación vivida por un exiliado hispanoamericano en Europa a lo largo de varias décadas.2 En su trayectoria se distinguen tres etapas: desde el inicial apego a su condición argentina hasta la adopción de una identidad más global o internacional, pasando por la denuncia de las desapariciones y torturas sucedidas durante la dictadura de Jorge Rafael Videla (1976-1983).

En general, se perciben en la poesía de Ponce rasgos de lo que los teóricos de la literatura vienen denominando 'postpoética' o 'poesía no lírica'. Con esta terminología se refieren a aquellas prácticas poéticas que desbordan la idea de poesía como expresión subjetiva del 'yo' para incorporar el dialogismo y la polifonía, adoptando recursos más propios de otros géneros. Cierto es que estas prácticas no son novedosas, pero se observa en Ponce, especialmente a partir de su segundo libro, una intensificación de estos rasgos. De este modo parece que la poesía actual ha dejado de ser una categoría estable y bien delimitada. Por el contrario, las actuales prácticas poéticas tienden a cuestionar cada vez más el tradicional sistema de géneros de nuestra disciplina.3

Desde hace por lo menos un par de décadas, los analistas de la cultura vienen relacionando los aludidos desbordamientos de categorías literarias con el fenómeno de la globalización de los intercambios. Si bien es cierto que los movimientos de población ya debidos a motivos económicos, culturales o políticos, han existido desde antiguo, no es posible negar el intenso y constante incremento que han experimentado desde mediados del siglo pasado. Hoy en día la migración, facilitada por el desarrollo de la tecnología y los medios de transporte, se ha convertido en una condición tan frecuente que es vista como una característica inseparable del mundo globalizado. 'Junto a la enorme inmigración económica han cruzado el Atlántico con frecuencia y en números cada vez mayores: jóvenes cooperantes, turistas, revolucionarios, terroristas, exiliados, montañeros y estudiantes' (Fernández de Alba y Pérez de Solar 2006: 102).

La adaptación de los exiliados a los espacios socioculturales de los países de acogida no es, lógicamente, fácil e inmediata, sino resultado de un proceso habitualmente doloroso, que pasa con frecuencia por diferentes momentos. Al extrañamiento inicial suele suceder pronto la nostalgia y el deseo de preservar los signos identitarios, que sirven como una suerte de vínculo, aunque sólo sea simbólico, con el país natal. Pero, en ocasiones, el nuevo contexto es visto como un lugar propicio para liberarse de anteriores cargas, miedos u horrores y, una vez superados estos, denunciar los actos criminales sufridos; es decir, el país receptor se percibe como un escenario para la reflexión y la memoria. Sin duda, las experiencias migratorias o de exilio son vivencias personales y únicas, pero, en general, cuando se dilatan en el tiempo, tienen como resultado la formación de identidades más flexibles, heterogéneas y abiertas, consecuencia de los nuevos contactos e influencias. Las mezclas, cruces y contaminaciones culturales, signo de los tiempos de la globalización, acaban por poner en entredicho la estabilidad de conceptos como la identidad nacional: 'La inmigración y la contaminación de las culturas parecen convertirse cada vez más en un modo de vida y la idea de Nación pierde su sentido' (Stockman 1997: 14).4 De este modo, todo parece indicar que la permeabilidad de las fronteras, los exilios, los intercambios culturales, encuentran cierta correspondencia en el sistema de los estudios literarios cuyas categorizaciones (geográficas, genéricas) muestran límites menos definidos y tienden a mezclarse. Los propios creadores reconocen que '[e]l poema ha perdido su tipicidad formal y participa en todos los sistemas formales para abrirse al género (de la prosa) sin límites' (Antonio Gamoneda, citado en Andrés Suárez (1998: 11)). …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.