Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Sánchez De Valladolid En El Siglo XVI: La Segunda Parte De Las Crónicas De España De Lorenzo De Padilla 1

Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Sánchez De Valladolid En El Siglo XVI: La Segunda Parte De Las Crónicas De España De Lorenzo De Padilla 1

Article excerpt

La Crónica de tres reyes (C3R) fue compuesta hacia 1340-1345, en un contexto en el cual el rey Alfonso XI de Castilla había alcanzado un estado de control sobre los alzamientos de los nobles rebeldes, que desde tiempos de su bisabuelo Alfonso X amenazaban la estabilidad del reino. Dicha crónica comprende el relato de los reinados del rey Sabio, Sancho IV y Fernando IV, a lo cual se agrega un Prólogo que precede al conjunto y explica su razón de ser, así como también suelen incluirse al final de la Crónica de Alfonso X (CAX) los dos testamentos de este monarca, con la finalidad de exponer cabalmente las condiciones en las cuales asume la corona el cuestionado y maldito Sancho.2 Si bien la autoría de las tres crónicas suele atribuirse a Fernán Sánchez de Valladolid, en otra oportunidad ya se ha sugerido que existen elementos formales que diferencian los tres tractados entre sí -sobre todo el primero respecto de los dos últimos-, lo cual permite postular la posibilidad de que hayan sido redactados por equipos de trabajo distintos, acaso dirigidos por el Secretario del Sello de la Poridat de Alfonso XI, pero nunca del todo reducidos a un mismo criterio formal (Saracino 2009).3 En el Prólogo se describe el plan de Alfonso XI de completar el hueco historiográfico existente entre la muerte de Fernando III y su propio reinado, debido a que dichos años no habían sido aún puestos en corónica, aunque nada se nos aclara acerca de la naturaleza del material utilizado como fuente. La existencia de al menos un texto cronístico previo que relatara el período, como es el caso de la *Historia hasta 1288 dialogada, de signo marcadamente nobiliario y posiblemente compuesta en un contexto aristocrático (Funes 2001; 2003; 2014), permite, por un lado, advertir la utilización de dicha crónica como fuente de la primera parte de C3R (hasta 1288) y, por otro, la intención por parte del círculo regio de generar una versión de la historia de signo contrario, capaz de demostrar el alto grado de incidencia que habría tenido la conducta de los nobles en el estado de constante conflicto que había signado la vida del reino de Castilla durante las últimas seis décadas.

En la actualidad se han conservado unos 40 manuscritos que transmiten, total o parcialmente, la C3R. Sobre esta compleja y abundante tradición se han redactado al menos cuatro tesis de doctorado: el trabajo de Paula K. Rodgers (1984), quien propone un stemma codicum de los manuscritos que en la primera mitad de la década del '80 se sabía que transmitían CAX; la de Marcelo Rosende (2011), que consiste en el estudio codicológico más exhaustivo de buena parte de la tradición de Crónica de Fernando IV (CFIV), y la edición de Crónica de Sancho IV (CSIV) (Saracino 2014a). Asimismo, debemos mencionar la excelente tesis doctoral de Carmen Benítez Guerrero4 (2016), en la cual ha presentado una edición crítica de CFIV. Todos estos aportes, así como también los estudios de Diego Catalán (1955; 1974 y 1976) y algunos pocos artículos que abordan la temática, abundan inevitablemente en la esperable variabilidad que en mayor o en menor medida afecta el texto a lo largo de siglos de tradición manuscrita. Dichas variantes consisten en un amplio abanico de posibilidades de intervención del texto: modificaciones fruto de errores de copista, casos de lectio facilior, omisiones de fragmentos considerados inapropiados en determinado contexto de trasmisión,5 agregados de elementos provenientes de *Historia hasta 1288 dialogada.6 Hasta aquí, cuestiones que pueden estar presentes en cualquier tradición cronística medieval. Pero entre los testimonios de C3R contamos con algunos ejemplares cuyo nivel de variación nos enfrenta a prácticas ajenas al original contexto medieval y nos permiten apreciar el modo en que estas crónicas continuaron siendo significativas a fuerza de intervenir el texto con operaciones de sentido propias de la modernidad.

La Crónica de tres reyes en el siglo XVI: dos ejemplos

En primer lugar, haremos una breve referencia al manuscrito decir 59-1-19 (olim 84-7-34) de la Biblioteca Capitular y Colombina (Col), gran códice del siglo XVI que transmite, en apretada y dura caligrafía, C3R y las crónicas de Alfonso XI, Enrique III y Enrique IV. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.