Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Voces Infantiles, Canciones Populares Y Familias Descompuestas En la Vida Según Muriel Y Valentín

Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Voces Infantiles, Canciones Populares Y Familias Descompuestas En la Vida Según Muriel Y Valentín

Article excerpt

Las películas argentinas La vida según Muriel (Eduardo Milewicz, 1997), Valentín (Alejandro Agresti, 2002), Kamchatka (Marcelo Piñeyro, 2002) y Francia (Adrián Israel Caetano, 2009) comparten tres rasgos importantes que invitan a compararlas. Ponen en escena a niños protagonistas que se enfrentan a la separación de su familia (1) y que cuentan su propia historia mediante una voz en off (2), en diálogo con una o varias canciones también en off o bien, en Francia, con una música que la niña escucha obsesivamente (3). En este artículo, me propongo analizar e interpretar los vínculos existentes entre los tres datos señalados: la familia incompleta, el uso narrativo de una voz en off infantil y el trabajo de la música, concentrándome en las dos primeras películas, La vida según Muriel y Valentín. Estos títulos nombran simplemente a los niños protagónicos, señalando su centralidad y anunciando una historia individual y literal, a diferencia de los títulos 'Kamchatka' y 'Francia', que designan una región o un país lejanos y no son tan claramente relacionados con las diégesis; en ambos casos, es la historia del niño o de la niña la que permite entender el sentido simbólico del título, el cual sugiere una lectura en clave alegórica de la película. Aunque los títulos 'La vida según Muriel' y 'Valentín' no invitan a priori a este tipo de lectura, veremos cómo la relación padre-hijo o hija en estos filmes, junto con el tratamiento de la voz infantil y de la música, permiten discretamente una interpretación más allá de lo literal y cómo puede enriquecer su (audio)visión.

Conviene notar para empezar que, si la ópera prima de Milewicz y el decimoquinto largometraje de ficción de Agresti1 son ambas obras personales2 e intimistas, que han sido descritas por la crítica como 'historias sencillas', legibles (Martínez 2003 - sobre Valentín); 'sin golpes bajos' ni 'excesos de sentimentalismo' (Bernades 2003 y Lerer 2003 - respectivamente, sobre Valentín); sin 'mensajes' (Scholz 1997 - a propósito de Muriel), no han suscitado el mismo interés en el público y en la crítica. La vida según Muriel tuvo cierta acogida en los festivales, ganando unos premios, pero Valentín fue mucho más exitoso.3 Esta dispar recepción festivalera corresponde con las cifras contrastadas de la audiencia argentina de las películas: unos 64.585 espectadores argentinos habrían visto La vida según Muriel en el cine;4 aproximadamente 350.000 vieron Valentín (según Verona (2005)), que además fue comprada por Miramax y distribuida en los Estados Unidos. Es que Valentín (coproducido con Holanda) combina cierta voluntad estética con un formato comercial(izable), lo cual le fue reprochado por una parte de la crítica especializada que prefería los filmes de Agresti anteriores a Una noche con Sabrina Love (dirigida en 2000 y generalmente considerada como fallida), más experimentales y comprometidos. En cambio La vida según Muriel sería, según Ken Eisner que escribe en la revista Variety, 'a little too slick for most fests, and a bit unfocused for import into U.S. circuit' (Eisner 1997). Este filme tampoco tuvo repercusión en la crítica especializada ni académica (cuando es citado, suele ser desde el enfoque de un estudio de la mujer en el cine argentino). Me parece sorprendente, dada su calidad. Desde el punto de vista de su recepción como también del sexo de sus protagonistas infantiles, se puede comparar La vida según Muriel con Francia (la película más 'casera' de Caetano, en la que su propia hija tiene el papel principal) y Valentín con Kamchatka (tal vez la obra más 'personal' de Piñeyro y Figueras). Pero desde los puntos de vista de los usos y efectos de la voz (en off ) infantil y de la música en relación con el tema de la descomposición familiar, Valentín y Muriel resultan más cercanos. Al comparar estos filmes, mi propósito es también mostrar su interés y su sutileza más allá del aspecto comercial del primero y del casi olvido que rodea el segundo. Antes de analizar los tres elementos anunciados en cada película, voy a comparar brevemente sus tramas con las de Francia y Kamchatka. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.