Academic journal article Bulletin of the Comediantes

La Firmeza En El Ausencia De Leonor De la Rúa Cueva Y Silva: De Profemmismo a Speculum Principum

Academic journal article Bulletin of the Comediantes

La Firmeza En El Ausencia De Leonor De la Rúa Cueva Y Silva: De Profemmismo a Speculum Principum

Article excerpt

Dedicado a Sharon D. Voros y David Pasto

Hasta hace poco tiempo, no se sabía mucho de la escritora medinense Leonor de la Rúa Cueva y Silva, aparte de la mínima nota de Cayetano Alberto de la Barrera y Letrado en su Catálogo bibliográfico y biográfico del teatro antiguo español (121). Desde que Manuel Serrano y Sanz publicara por primera vez La firmeza en el ausencia, único drama conocido de doña Leonor, en 1903, contamos ahora con tres ediciones de esta comedia, una traducción al inglés de Sharon D. Voros, un estreno de la misma en Oklahoma City, Oklahoma, a cargo de David Pasto, varias ediciones parciales de su poesía lírica y una decena de estudios críticos.1 Gracias a la actual investigación de archivos de Sharon D. Voros, sabemos ahora que Leonor de la Rúa Cueva y Silva (su nombre de firma) fue bautizada en Medina del Campo, Provincia de Valladolid, el 5 de noviembre de lóll. Por ende, habría nacido ese mismo año. Sabemos también que se casó con Beltrán Blásquez de Frías y que designó como heredero a su sobrino-nieto Juan Antonio de Soto. Asimismo, redactó su testamento en 1701 y, sorprendentemente, murió a los 94 años, de causas naturales, el 23 de marzo de 1705 (Voros, "Leonor's Library" 498-99)

Respecto a La firmeza en el ausencia,2 ésta es una obra de índole cortesana (palaciega) que maneja elementos históricos acaecidos en 1635 (Voros, "Armesinda's Dream" 75) en un ambiente fingido napolitano. La obra hiperboliza la personalidad de Armesinda, dama de la corte del rey Filiberto, la cual se mantiene firme en su afecto por el ausente capitán don Juan a pesar de las continuas acechanzas amorosas del rey. El tema de la tenacidad y lealtad femenina es tan preponderante que, como afirma Felicidad González Santamera, la obra es una comedia de tesis ("Leonor" 71) que demuestra la firmeza en las relaciones amatorias, tema también tratado en la lírica de Cueva. González Santamera y Fernando Doménech en efecto opinan que "Leonor de la Cueva escribe La firmeza en el ausencia con el decidido propósito de reivindicar la firmeza de la mujer frente a todas las acusaciones de los hombres de que la mujer es una veleta (la donna è mobile,' ya se sabe)" (González Santamera y Doménech, Introducción 29). De hecho, el drama parecería formar parte de una querella profeminista que censura una larga tradición contraria iniciada en la época clásica, desarrollada en la edad media y prolongada en la temprana edad moderna. Asimismo, por los asuntos de guerra que trata, así como por su relación con cuestiones de estado, La firmeza en el ausencia considera argumentos de la tradición política y doctrinaria denominada "espejo de príncipes."

Desde el principio sabemos que Armesinda es una mujer joven (Cueva y Silva 205) y huérfana (220), cuya hermosura ha hechizado al rey, hecho que ocasiona su locura (207). Se opina también generalmente que Armesinda, a pesar de haber sido la prometida del capitán don Juan por seis años, en la ausencia de éste por asuntos de guerra se rendirá a los halagos del rey, pues una mujer siempre apetece lo mejor (201). Incluso don Juan, amante de la dama, le pide a su amigo don Carlos que la vigile (201), pues teme que Armesinda sea inestable, ya que "es mujer" (202; 1.332). El mismo rey Filiberto, aunque declara que lucha contra un duro mármol hecho de nieve y clavel, no desiste de su intención amorosa, pues, "que de mujer la mudanza / nunca desechada ha sido" (207; 2.837-38). El propio don Carlos, en el no envidiable servicio tanto de donjuán como del rey (cf. So ufas, "Absence" 150), pone a prueba (cf. Ellis 38), innecesaria y sádicamente, a Armesinda para averiguar si en efecto es oro el amor de esta dama por don Juan (208). Por ende, después de seis meses de ausencia, don Carlos, a petición del rey, le informa a Armesinda que don Juan se ha casado con otra dama (Clávela) y ha recibido 300.000 florines en dote y algunas tierras (209) de su padre, el almirante Alberto. La infanta Celidarua, hermana del rey, cansada de la resistencia de su dama de la corte y del sufrimiento amoroso de su hermano, insta a Armesinda a que se rinda y deje su fineza y grosería (212). …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.