Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Razones Y Contextos De Cuatro Polémicas En El Cine Documental Vasco

Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Razones Y Contextos De Cuatro Polémicas En El Cine Documental Vasco

Article excerpt

El cine vasco ha recorrido los siglos XX y XXI marcado de manera innegable por los acontecimientos históricos acaecidos en el País Vasco. Su modesta producción en la etapa muda durante los años de la dictadura primorriverista ya daba cuenta de distintos enfoques políticos en su concepción de una sociedad vasca filmada según visiones ruralistas o más urbanas e industriales. El estallido de la Guerra Civil forjó ejercicios de propaganda cinematográfica contra el fascismo auspiciados por el propio Gobierno Vasco en lucha. Al páramo causado por la represión franquista siguió, en los inicios de la etapa agónica de la dictadura, un punto de inflexión, un renacer del cine vasco con el largometraje documental Ama Lur [Tierra Madre] (Néstor Basterretxea y Fernando Larruquert, 1968). De manera consciente o no por parte de sus autores, se abrió con la película el debate sobre el propio concepto de cine vasco, sobre la impronta nacional del mismo o sus esencias, como se diría años más tarde, entre las que destacaba especialmente el papel de la lengua. Veían pues la luz vías narrativas y estéticas como potenciales nuevos elementos de diferenciación con una notoria representación del género documental ante la práctica inexistencia de industria propia.

Corría entonces el año 1968 y la agitación cultural en el País Vasco era palpable, despuntando la figura de Oteiza, imprescindible precisamente para comprender Ama Lur. Coincidiendo con todo ello, también la tensión política estaba al alza y ETA, que contaba ya una década de existencia, daba un histórico paso adelante con los primeros atentados mortales. Desde ese primer estallido hasta nuestros días, los cineastas vascos no han sido ajenos a la realidad violenta que les rodeaba y, a menudo, han dado cuenta de ella en forma de películas documentales. Sus lecturas fílmicas de la historia han estado marcadas frecuentemente por la polémica. El cineasta vasco Julio Medem alcanzó la cima con La pelota vasca. La piel contra la piedra en 2003, pero aquí se rastrearán al menos tres casos más que han compartido con él algunos rasgos pese a los distintos contextos. Son por tanto cuatro películas documentales seleccionadas principalmente por su relevancia social como medios de comunicación de masas además de cómo objetos artísticos. Al comprobar que han estado rodeadas de interesados ecos políticos y más o menos ruido mediático se pretende demostrar aquí, una vez más, que el cine ha sido un agente histórico nada desdeñable en el País Vasco de las últimas décadas.

No es éste el lugar para realizar un exhaustivo estudio de la relación entre el cine y la historia contemporánea del País Vasco. No obstante, sí cabe resaltar de inicio la importancia del cine vasco como documento para el análisis (o contraanálisis, como diría Marc Ferro) de la sociedad que lo producía. Asimismo, las teorías de Pierre Sorlin al respecto parecen vigentes por cuanto cabe analizar estas imágenes en movimiento como posibles reflejos de ideas de esa misma sociedad o como potenciales nuevos modelos destinados a cambiar determinados esquemas de pensamiento dominante.1

En el origen mismo de la polémica suscitada en torno a La pelota vasca no se esconde otra cosa que el hecho de haber llevado al cine una determinada lectura fflmica del 'conflicto vasco' en general y del fenómeno terrorista que ha protagonizado ETA en la historia reciente. Otros temas sobre la historia contemporánea vasca en el cine no han generado un similar ruido mediático. En 2003 el documental de Medem ejerció de perfecto ojo del huracán. No era la primera vez que ocurría, aunque nunca con tanta fuerza, decibelios y crispación. Pero, como se ha de tratar de demostrar en las siguientes líneas, un similar patrón ha alimentado en las últimas décadas las cuatro principales polémicas en torno al tema y su reflejo en el cine documental: El proceso de Burgos (1979) de Imanol Uribe; La pelota vasca. La piel contra la piedra (2003) de Julio Medem; Barrura begiratzeko leihoak [Ventanas al interior] (2012) de varios cineastas coordinados por Josu Martínez; y Asier ETA biok [Asier y yo] (2013) de Aitor y Amaia Merino. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.