Academic journal article Afro - Hispanic Review

Tribulaciones De Un Pichón: (Recuento Crítico De Las Memorias De Carlos Moore): FRAGMENTO

Academic journal article Afro - Hispanic Review

Tribulaciones De Un Pichón: (Recuento Crítico De Las Memorias De Carlos Moore): FRAGMENTO

Article excerpt

La culpa de todo la tiene el totí.

Refrán cubano.

Remembranza

Esteban Luis Cárdenas saltó al aire desde la azotea de un edificio del Vedado al patio de la embajada Argentina en La Habana. Él cometió esta locura en busca de libertad. El evento suicida ocurrió a finales de los años setenta. Y en este salto de Icarus negro sin alas, Esteban se rompió ambas piernas. Esteban Luis no corrió la misma suerte que tuvo Carlos Moore más de una década antes en la embajada de Guinea, cuyos funcionarios le ayudaron a escapar de Cuba en un barco yugoslavo. Esteban, por el contrario, fue entregado por los diplomáticos argentinos a las autoridades cubanas, intervenido quirúrgicamente y luego juzgado y sentenciado a quince años de prisión. Años más tarde, durante la presidencia de Jimmy Carter, lo desterraron por avión a los Estados Unidos, donde sufrió dos terribles accidentes de tránsito cuyas heridas redujeron sus capacidades físicas severamente. Cárdenas padeció con firmeza estas calamidades. Lo único que le importaba en esta vida era escribir ficciones y hacerlas públicas. Creo que apenas lo consiguió.

En 2006, tuvimos un breve encuentro en Miami durante el estreno de un cortometraje basado en uno de sus cuentos. Entonces me dijo que era feliz viviendo en Camila House, un refugio para desamparados de esa ciudad. Me conmovió su humildad, sobre todo porque estaba rodeado de una realidad pletórica de signos hedónicos. Hace un tiempo atrás, supe casualmente que Cárdenas había muerto en un hospital de Homestead, en el sur de la Florida. En el minuto final, no tuvo a ningún ser querido a su lado. Simplemente se fue como vino al mundo, solo, desnudo, anónimo y negro. Por un buen tiempo, nadie supo decir para donde se había marchado Esteban, cuando ya estaba muerto. Que sirvan estas líneas de póstumo homenaje a nuestro talentoso y malogrado amigo, Esteban Luis Cárdenas (Camagüey, Cuba, 1946-Homestead, Florida, 2012).

Reseña

La autobiografía de Carlos Moore podría ser leída en clave de novela negra- me refiero al género literario, por supuesto, aunque el tema central de este libro sea asimismo étnico-céntrico-que por momentos sugiere el argumento para un film noir existencialista, cuya trama estuviese enmarcada en las épocas y espacios de la Guerra Fría; eso sí, narrado desde la perspectiva y la retrospectiva de un afrodescendiente cubano, y donde el rol de femme fatal lo reservaríamos para la mismísima Revolución Cubana, tan deseada y cruel al mismo tiempo. Este trabajo testimonial de Moore comprende el viaje de vida del autor, un descendiente de inmigrantes jamaicanos (Lugareño, Camagüey, Cuba, 1942) que actualmente reside en Bahía, Brasil. Dicha última condición suya es la que da título al libro: Pichón: A Memoir: Race and Revolution in Castro's Cuba. "Pichón" es la palabra que los cubanos "de antes" usaban para llamar a los hijos de inmigrantes radicados en el país.

El cuerpo textual de Pichón: A Memoir, transcurre a lo largo de treinta y un capítulos; y culmina con un epílogo de esperanzadas conclusiones respecto al futuro de Cuba. La historia está escrita originalmente en inglés y-en palabras del propio autor-la fluidez del relato debe mucho al trabajo de edición de la señora Margaret Busby, entre varios colaboradores-todos ellos debidamente mencionados en los reconocimientos. Un breve y suficiente prólogo repleto de adjetivos sugestivos, y algunos de ellos también sugerentes, está firmado por la notable poeta estadounidense, ya fallecida, Dr. Maya Angelou.

El lanzamiento de este volumen de cubierta dura estuvo a cargo de la editorial Lawrence Hill Books de Chicago Review Press, mientras el copyright data del año 2008.

Proemio

A este "pichón" de inmigrantes caribeños que nos ofrece por escrito el rastro de su parábola personal, no le tocó ser boxeador, como fuese el caso del múltiple Campeón Mundial de Boxeo Olímpico, el cubano Teófilo Stevenson-un "pichón" de jamaicanos él mismo que terminó sus días de manera lamentable. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.