Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

T. S. Eliot Y la Cultura Española: Entre la Tierra Baldía Y Las Soledades De Góngora

Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

T. S. Eliot Y la Cultura Española: Entre la Tierra Baldía Y Las Soledades De Góngora

Article excerpt

En los últimos años la figura de Thomas Stearns Eliot se encuentra mucho más al alcance de lectores e investigadores ya que se está publicando paulatinamente su correspondencia. Hasta mediados de 2015 han visto la luz los cinco primeros volúmenes de sus cartas, que abarcan el periodo 1898-1931, esto es, entre los 10 y los 43 años del poeta.1 En este espacio de tiempo Eliot vive algunos de los acontecimientos clave de su existencia. Personalmente, abandona Estados Unidos para asentarse en Londres en 1914, se casa en 1915 con Vivienne Haigh-Wood, una joven inglesa con la que no va a ser feliz, y en 1927 se hace ciudadano británico y se convierte al anglocatolicismo; y profesionalmente, a finales de 1925 deja su trabajo en un banco por otro como director literario de la prestigiosa Faber & Gwyer (Faber & Faber después), crea en 1922 la revista cultural The Criterion, de la que será siempre su guía, y, lo más importante, se consolida como poeta y crítico, gracias a obras como The Waste Land (1922) o la colección de ensayos The Sacred Wood (1920) entre otras (Ackroyd 1984: 105, 128). Y todo tiene su reflejo en las cartas, en los cientos de cartas que Eliot remitió a familiares, amigos y colegas; porque, además, Eliot escribió una gran cantidad de ellas, una media de cuatro o cinco diarias, epístolas nuevas o en respuesta a otras previas que no se demoraba en redactar. De ahí que su correspondencia se convierta en una mina de información y conocimiento, una mina para saber más sobre su vida, su obra y su pensamiento; y también sobre su vínculo con otros intelectuales ingleses y no ingleses.

En este sentido fueron muy numerosas las misivas que remitió a escritores y críticos europeos y americanos, sobre todo a raíz de la creación de The Criterion; los alemanes Hermann Hesse o Ernst Robert Curtius, o los franceses Valery Larbaud, André Gide, Jacques Maritain o Henri Massis fueron algunos de sus destinatarios. Los intelectuales españoles estaban también presentes aunque, a decir verdad, en mucho menor medida que los de otras nacionalidades, ya que Eliot no conocía bien la tradición hispánica: no hablaba la lengua castellana, no había visitado la Península (aunque lo haría en una ocasión, años después) y no era experto en los clásicos españoles. En definitiva, su vínculo con nuestra cultura distaba mucho del que había forjado con, por ejemplo, la francesa (que conocía perfectamente) o con algunos autores italianos como Dante Alighieri. Sin embargo, cuando decidió fundar The Criterion, no quiso olvidarse de España.

Eliot concibió The Criterion con un espíritu claramente cosmopolita, lo que se tradujo en dar cabida en sus páginas a reseñas y trabajos de creación y crítica de otras literaturas, así como en establecer una conexión entre la suya y otras revistas culturales occidentales similares. A The Criterion se debió, por ejemplo, que los ingleses conocieran la obra de Marcel Proust -algo de lo que Eliot se sentía especialmente orgulloso-, o que se familiarizaran con revistas culturales como Die Neue Rundschau o II Convegno, alemana e italiana respectivamente. A The Criterion se debió asimismo que los lectores londinenses conocieran la Revista de Occidente, concretamente, gracias a las reseñas que sobre la publicación de José Ortega y Gasset salían en el espacio 'Foreign Reviews', o que estuvieran al tanto de algunos aspectos de la vida musical y literaria española, gracias a las crónicas que el hispanista y musicólogo John Brande Trend y el crítico Antonio Marichalar, el corresponsal de la revista desde Madrid, escribían en sus respectivas secciones. No en vano estos dos colaboradores (Trend y Marichalar) se convirtieron en el más estrecho vínculo entre España y Eliot; no es exagerado afirmar que casi toda información u opinión que el poeta necesitaba sobre nuestra cultura pasaba por su punto de vista.

En el presente artículo, estos nombres (Revista de Occidente, Trend y Marichalar) saldrán a relucir, pero tangencialmente y no como argumento principal. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.