Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Imperativos Y Cortesía En Las Lenguas Romances De la Península Ibérica

Academic journal article Bulletin of Hispanic Studies

Imperativos Y Cortesía En Las Lenguas Romances De la Península Ibérica

Article excerpt

Las formas de tratamiento han merecido una investigación amplia en la tradición lingüística universal. Ya sea si se codifican mediante pronombres específicos, grupos nominales, vocativos u estrategias que tienen más que ver con la morfología o la sintaxis, la bibliografía ha dado cuenta de la enorme complejidad que presentan. Las posibilidades para expresar cortesía a través de pronombres específicos se simplifican si nos referimos al plural, es decir, a un grupo de personas, pero el singular conlleva una elección más precisa sobre las características de nuestro interlocutor. Igualmente, el modo imperativo también ha gozado de célebres estudios sobre su comportamiento gramatical y las distintas alternativas, según sea negativo o no. Las implicaciones que se derivan de dar una orden a alguien cambian de acuerdo con el idioma, por lo que las formas propiamente imperativas pueden acompañarse de atenuantes o de una entonación específica.

Si unimos las estrategias de imperativos con las de cortesía, las posibilidades se complican todavía más, ya que debemos asegurarnos de cómo tratar a nuestro interlocutor y, si estamos ante una situación más o menos formal, atenuar la orden que deseamos darle. Este artículo pretende dar cuenta de las estrategias de cortesía en la Península Ibérica que se atestiguaban hace un siglo y su correlación con las de imperativo. Para ello, describiremos los datos del Atlas lingüístico de la Península Ibérica (ALPI), tras los cuales pasaremos a un análisis teórico de los resultados.1

1.Cortesía

La evolución de los pronombres de cortesía ha sido pareja en las lenguas romances de la Península Ibérica. El latín legó la oposición tú - vós (informal y formal, respectivamente) en todo el territorio. El empleo de vós podía servir para tratar a una persona en un contexto formal y a un grupo tanto de manera informal como formal, por lo que su valor fue perdiendo deferencia y su polivalencia animó la aparición de nuevas fórmulas de cortesía, todas basadas en sintagmas nominales abstractos: vuestra merced / a vossa merce, vuestra señoría / a vossa senhoria, vuestra excelencia / a vossa excelencia, etcétera. Asimismo, la secuencia vós otros se lexicalizó en vosotros en español (Nowikow 1994; Spitzer 1947) y vos altres en vosaltres en catalán, y reemplazó el uso de vós como pronombre plural informal (De Jonge y Nieuwenhuijsen 2012; Menéndez Pidal 2005; Lapesa 1981; Cano 2004; Penny 2004).

Con el paso de los siglos, los sintagmas abstractos surgidos a finales de la Edad Media perdieron fuerza o se especializaron para ciertos espectros de la sociedad. Sin embargo, la estrategia de vuestra merced / a vossa merce se expandió en los hablantes y se reservó como forma no marcada de formalidad (Menon 2006) (gráficos 1 y 2). Su desarrollo ha comportado una fuerte gramaticalización (que aún continúa en el portugués de Brasil (Scherre et al. 2011)) hasta estancarse en las formas conocidas de usted / voce / voste / vostede. Sin embargo, Badia i Margarit (1994) sostiene que, tras el surgimiento de los movimientos nacionalistas en Cataluña, el uso de vos como pronombre formal se recuperó por aquellos que querían ostentar un comportamiento más purista, si bien este pronombre nunca decayó en áreas rurales del centro y norte catalán. A este respecto, Wheeler, Yates y Dols (1999) comparan el empleo de vos con el de voste y señalan que el primero asigna un trato de respeto intermedio y el segundo, más distante. De acuerdo con los autores, vos se utiliza para personas mayores (incluidos familiares) y siempre se conjuga con la 2pl. Asimismo, reconocen que, en la actualidad, su uso se ha visto desfavorecido y tan solo se halla en Baleares y zonas rurales catalanas en contacto con Francia (gráfico 3). Además, en el caso del portugués europeo, Cintra (1972), Cunha y Cintra (1992), Mira Mateus et al. (2006) o Vázquez y Mendes da Luz (1971) han llamado la atención sobre el desuso de voce como pronombre formal o su compleja valoración, lo cual ha obligado a que los hablantes opten por la estrategia o senhor / a senhora (Braun 1988: 81)) o el pronombre nulo más tercera persona (Carreira 2003). …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.