Academic journal article Cuban Studies

Por Primera Vez Y Coffea Arábiga: Dos Poéticas Documentales Reflexivas En El Ojo De la Tormenta Revolucionaria De Los Años Sesenta

Academic journal article Cuban Studies

Por Primera Vez Y Coffea Arábiga: Dos Poéticas Documentales Reflexivas En El Ojo De la Tormenta Revolucionaria De Los Años Sesenta

Article excerpt

¿Qué rupturas se manifiestan en la década de los sesenta con respecto al género documental en América Latina? ¿Qué influencia tienen el fenómeno revolución y su proyecto de nación en este cambio estético conceptual? ¿Cómo participa el documental de la agenda ideológica del nuevo gobierno revolucionario y, en particular, de su proyecto de democracia participativa?

La prioridad que la revolución estrenada en enero de 1959 otorga al documental se refleja en la producción vertiginosa del género en la década de 1960: de cuatro obras en 1959, a veintiuno el año siguiente y a cuarenta en 1965 (en Michael Chanan 2004, 35). El documental se convierte en vehículo del empeño ideológico y educativo del nuevo proyecto de nación, a la vez que en objeto de experimentación cinematográfica, en consonancia con el espíritu revolucionario y transformador del decenio. Como expresa Chanan, "the historical moment of the Cuban Revolution was also, by coincidence, a period of aesthetic revolution in documentary cinema" (184).

En este estudio enfoco dos obras documentales, Coffea Arábiga (1968), de Nicolás Guillén Landrián, y Por primera vez (1967), de Octavio Cortázar, las cuales pueden considerarse momentos cumbre del documental cubano y latinoamericano. Analizaré cómo estos documentales entran en diálogo con el proyecto de formulación de la nación del nuevo estado socialista que intenta reducir las múltiples posibilidades de la cubanía a una noción cultural-político hegemónica. Por primera vez refleja el proyecto de democracia integradora de la revolución, pero replica la actitud paternalista del estado (y del cine en América Latina y Cuba), ante los grupos subalternos. Por su parte, Coffea Arábiga propone una crítica al modelo de representación popular (dentro y fuera del arte), arrojando luz sobre los límites de la participación política dentro de la revolución. Como herramienta crítico analítica me centro en el concepto de reflexividad para contrastar las poéticas de Guillén Landrián y Cortázar, quienes desde distintas posiciones utilizan poéticas reflexivas autorreferenciales para hacer visible la pertinencia del cine en el proyecto de modernización y educación política de la revolución cubana.

Preludio

Para entender la vocación social y renovadora del documental en aquella primera década de la revolución, es necesaria la referencia a una obra anterior, El Mégano, a la que Ambrosio Fornet le confiere un carácter fundador (Paranaguá 1990). El Mégano fue producido en 1954, cinco años antes del triunfo de Fidel Castro, por un grupo de jóvenes primerizos: Julio García Espinosa, Tomás Gutiérrez Alea, Alfredo Guevara, José Massip y Jorge Haydú. Estos cineastas serían después los fundadores del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), creado el 24 de marzo de 1959 y primer decreto emitido por el gobierno en el plano de la cultura.

De estética neorealista, el corto reflejaba la explotación de los carboneros en la Ciénaga de Zapata. Sus veinte minutos de duración constituían una denuncia de la extrema pobreza en que vivían hombres, mujeres y niños dedicados a la producción de carbón en una zona cenagosa de la geografía cubana, olvidada por los gobiernos de la república. La aparición de los carboneros en diferentes facetas de su vida diaria otorgaba al filme una innegable fuerza realista y crítica, que no pasó por alto la censura del dictador Fulgencio Batista.

Una vez creado el ICAIC, y en busca de la representación de la vorágine de aquellos años iniciales a partir de un arte popular, el cine cubano de esa década se inspiró en varios movimientos o escuelas. El neorrealismo italiano constituyó uno de los referentes preferenciales, según apunta Alfredo Guevara, presidente del ICAIC, en el primer número de la revista Cine Cubano (junio de 1960), en torno a las perspectivas del nuevo cine, aunque también alude a la nueva ola francesa y a la cinematografía soviética. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.