Academic journal article Cuban Studies

La Movilización del Tema Afrodescendiente En la Habana, 2012–2014: Un Estudio De Las Posibilidades del Performance

Academic journal article Cuban Studies

La Movilización del Tema Afrodescendiente En la Habana, 2012–2014: Un Estudio De Las Posibilidades del Performance

Article excerpt

Era por la tarde en el Centro Dulce María Loynaz, casi todos los asientos del salón estaban ocupados. Un diagrama de círculos y flechas se proyectaba en la pared. La meta del día era debatir una propuesta para el esquema organizativo de la Articulación Regional Afrodescendiente de América Latina y el Caribe—Capítulo Cuba (ARAAC-Cuba), y después consensuar un plan de acción para el año 2013. La presentadora, una mujer negra, declaró que la imagen proyectada era sólo un borrador basado en un modelo regional a modificar, e incluso citó las enmiendas para servir en su contexto local. Después de explicar la ausencia de mandato del equipo político a los ejes de trabajo nacionales y la falta de diseño de los proyectos por parte de estos, quedaba claro que la plantilla escogida para la presentación no representaba completamente el flujo de poder que estaba proponiendo. Se describió un movimiento de abajo hacia arriba, donde los grupos trabajaran de forma colaborativa y horizontal, y se explicó que una jerarquía lineal sería repetir el mismo esquema colonial que pretendían deconstruir juntos.

Mientras se detallaba la lógica del diagrama, otra mujer negra anotaba los nombres de las personas con la mano levantada, representados en todos los colores de piel, aunque la presencia de gente que se identificaba como negra, por color o por conciencia política, era en su gran mayoría gente jubilada o trabajadores del Estado. Se debatía sobre cómo los puestos deberían ser definidos y después asignados. Personas que normalmente intervenían con pasión desmedida exponiendo sus ideas, esperaron aparentemente con paciencia su turno para hablar. Estaban seguros que tendrían oportunidad de opinar y ser escuchados por los demás. Se escuchó la propuesta de rotar los puestos en cada equipo para que tod@s tuvieran la oportunidad de asumir diferentes responsabilidades dentro del colectivo1. La presentadora indicó que la estructura horizontal favorecería esa posibilidad. Otra reafirmó que la lucha contra el racismo sería un trabajo lento pero que eran optimistas y positivos, ya que Cuba tenía las condiciones adecuadas para realizar sus metas.

Cada comentario alargaba la lista de nombres. Después de casi tres horas y media todavía no se había llegado al plan de acción y todos estaban agotados. Afirmaron que trabajar desde la democracia verdadera hacia un consenso llevaría un proceso menos acelerado y que valía la pena respetar los principios compartidos que los trajeron a la sala esa tarde. La facilitadora rogó a los presentes que fueran breves en sus respuestas. Después de otra hora más, ya todos habían intervenido y las enmiendas habían sido definidas. La facilitadora se paró y preguntó: "¿Hay consenso?." Los participantes hicieron su propio conteo visual. Hubo suspenso, esperando la determinación final o tal vez el momento de salir. Ya debilitados y hambrientos se despidieron hasta el próximo encuentro un mes después. El entorno que rodeaba su reunión era el barrio del Vedado, uno de los lugares donde más se sintieron los cambios económicos en Cuba en ese momento, marcando un ritmo de paso contrapuntístico entre la práctica colectiva alrededor de su imagen proyectada y el flujo de fuerzas en la calle.

El compromiso de crear una manera diferente de relacionarse como colectivo y con la sociedad, y las dificultades que acompañaron ese proceso, ilustran la dinámica interna de cómo el movimiento afrodescendiente en Cuba se mueve desde la cotidianidad de sus actores. Este artículo afirma que la movilización del tema afrodescendiente produce un saber sobre el momento de reforma del modelo económico en Cuba, lo que implica un cambio social con repercusiones importantes para el significado vivido de la racialidad. Me baso en casi dos años de observación-participativa y entrevistas abiertas individuales y grupales en La Habana, Cuba, durante los preparativos del Decenio Internacional para los Afrodescendientes. El decenio fue proclamado por la Resolución No 68/237 de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de 2015 a 2024. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.