Magazine article Journal of Film Preservation

Paulina Fernández Jurado (1926-2004)

Magazine article Journal of Film Preservation

Paulina Fernández Jurado (1926-2004)

Article excerpt

Es significativo que uno de los periódicos de Buenos Aires haya publicado la noticia del fallecimiento de Paulina Fernández Jurado en su sección de espectáculos bajo el título "Adiós a Paulina", recalcando así la celebridad y singularidad de quien fuera durante más de cuarenta años uno de los motores de la Fundación Cinemateca Argentina. Esta simpática familiaridad ilustra el lugar importante y singular que ocupó Paulina en el mundo del cine y del espectáculo de la aldea rioplatense. Sus antepasados venían de un lugar situado entre Lvov y Vilnius y su familia porteña fue la Cinemateca Argentina - a cuyo destino estaba sólidamente amarrada a través de la obra desarrollada junto al presidente de la institución, Guillermo Fernández Jurado.

Desde muy joven demostró vocación por el cine. De muchas maneras. Colaboró en La Tigra de Leopoldo Torre Nilsson (1953). En los años 60 se lanzó con cuerpo y alma en el mundo del cine, en pleno bullicio cultural porteño. Fue guionista, escribió notas y reportajes en diarios y revistas, actuó en varios programas de televisión dedicados al cine. Junto a los más destacados críticos de la época, Paulina integró el célebre cine club "Gente de Cine", que a su vez diera impulso a la futura Cinemateca Argentina y a la que ingresó como colaboradora del crítico Rolando Fustiñana, uno de los fundadores de la FCA y vicepresidente de la FIAF en 1958. Formó parte de la Asociación de realizadores de cortometraje, donde desarrolló una importante labor de estudio y divulgación. Colaboró en varias ediciones del Festival de Mar del Plata (creado por la Sociedad de cronistas de cine). Dirigió dos cortometrajes influenciados por el pasaje del cine tradicional al nuevo cine argentino de los años 60. El cartero (1962) es una muestra ejemplar del corto tradicional argentino y mantiene toda su frescura y sensibilidad originales. Mujeres (1965) - más moderno y al mismo tiempo más frágil - es una serie de sketches en los que Paulina cede la palabra a personajes femeninos de distintas edades y categorías de la sociedad argentina.

Conocí a Paulina en Cannes en 1982. A veces recordábamos riendo nuestra desconfianza inicial mutua. Ella observaba con suspicacia a los que de algún modo habían estado vinculados con el gobierno popular de 1973 y yo desconfiaba obstinadamente de toda persona que desempeñaba alguna función pública en la Argentina de los generales. Luego las cosas fueron cambiando y descubrí la actividad ejemplar que desplegaba Paulina en la Cinemateca Argentina. Durante esos años Paulina representó a la institución en las reuniones anuales de la FIAF, a las que yo asistía desde Lausanne. A partir de 1984, cada vez que viajaba a Buenos Aires, nunca dejaba de ir a visitarla a la cinemateca. A veces ella venía a visitarme a la casa de mi padre, a quien ella conocía desde hacía muchos años. Poco a poco fui familiarizándome con su labor. En las paredes, pizarras y papeles de su oficina, Paulina planificaba febrilmente y anunciaba orgullosa las listas de películas y retrospectivas que iba a programar en los meses siguientes (tradicionalmente en la Sociedad Hebraica Argentina, luego en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín de Buenos Aires). Dos líneas telefónicas no le alcanzaban para atender simultáneamente a directores argentinos y extranjeros, a delegaciones diplomáticas, a artistas y amigos. Eran tiempos felices. …

Search by... Author
Show... All Results Primary Sources Peer-reviewed

Oops!

An unknown error has occurred. Please click the button below to reload the page. If the problem persists, please try again in a little while.